NOTICIA

Celania Castillo Viuda Cabral; un ejemplo de la mujer ocoeña

celenia castilloNUEVA YORK- La señora Celania Castillo Viuda Cabral, fue reconocida durante la fiesta de Gala en el 45 aniversario de la Asociación de Ocoeños USA, quien el pasado sábado celebró esta gran fiesta de la fraternidad Ocoeña.

El reconocimiento fue entregado por el tesorero de la Asociación, Gerineldo Castillo, quien resaltó la trayectoria de la distinguida dama.

La distinguida dama recibió el reconocimiento de manos del tesorero de la organización, Gerineldo Castillo, quien valoró la trayectoria de vida de Viuda Cabral. "Este reconocimiento se lo dedico a la mujer dominicana, en especial a la ocoeña", dijo Cabral.

Celania Castillo Viuda Cabral

La Señora Celenia Castillo Vda. Cabral nació el 18 de mayo del 1940 en San José de Ocoa. Hija de Manuel Enrique Castillo y Josefa Gladys González de Castillo, una reconocida familia emprendedora de quien aprendió su gran ética de trabajo y dedicación por ayudar al prójimo.
Cursó sus estudios de primaria y secundaria en San José de Ocoa y de sus padres adquirió su habilidad para el comercio, a lo cual se dedicó después de completar sus estudios y en Estados Unidos. Contrajo matrimonio con el Señor Luis Ernesto Cabral en el 1964, y formaron una ejemplar familia con cinco hijos profesionales y siete nietos, cuales son su mayor orgullo.
En el 1969 inmigró a Estados Unidos junto a su esposo y años después, al establecerse en su nuevo país se dedicaron al comercio y formaron su propio negocio. Fielmente se ha dedicado a su familia y a ayudar a los más necesitados. Pertenece a la Asociación de Ocoeños Residentes en Estados Unidos desde su inicio en el 1970, y ha trabajado incansablemente con sus fundadores y miembros por el bienestar del pueblo.
El propósito siendo apoyar al pueblo con varios recursos, para mitigar la pobreza de familias y de escaso recursos, especialmente con la salud de niños desvalidos en la cual ella todavía continúa apoyando. En su lucha con gran tenacidad por mejorar las vidas de los que carecen de las necesidades básicas, paso a ser miembro en el 2011 del Club Rotario del Distrito 4060 de San José de Ocoa. Allí continua poniendo de manifestó su vocación de servicio.
Religiosa, y fiel creyente de Jesucristo y presta servicio como parte del grupo de oración y también realiza muchos aportes para el mantenimiento de la iglesia del pueblo de San José de Ocoa. En el 2015 recibió un reconocimiento del Club Rotario, por su labor, en la celebración del Día Internacional De la Mujer, en la ciudad de Santo Domingo.